Videojuegos en The Vault

Noticias y análisis de videojuegos

Recordando clásicos: Castlevania

¿Os acordáis del clásico videojuego Castlevania del 86? Muchos de vosotros seguramente ni habíais nacido. Otros que, por el contrario, ya pintamos canas, pasamos horas y horas jugando con el.

Si todavía tenéis nostalgia de vuestros videojuegos antiguos, en la web TheVault suelen tener varias revisiones actuales de muchos de ellos, y os informarán por si llegan a sacar una nueva versión.

Recordando clásicos: Castlevania

Siguiendo con el juego, seguramente que aunque no os suene aquella antigua versión que salió a la luz en 1986, si que os sonará el nombre: Castlevania, ya que es un título que ha ido renovando casi cada año, dando lugar a numerosos videojuegos.

Los más recientes son Castlevania: Lords of Shadow y Castlevania: Lords of Shadow 2, del año 2013 y 2014 respectivamente para distintas plataformas como Nintendo 3DS (solo Castlevania: Lords of Shadow), PlayStation 3, Xbox 360 y Windows. Y son los títulos en los que nos centraremos.

¿De que tratan los juegos?

Discurre el año 1691 en Transilvania, un lugar que ha permanecido en paz durante 100 años. Lejos quedan los días oscuros, cuando la tierra estaba dominada por el caos y las sombras, y cuando los muertos vivientes caminaban por la tierra.

No olvidemos que el Conde Drácula vuelve cada 100 años para hacer de la tierra un infierno y eliminar a todos los humanos que pueda.

Pero no están indefensos, Simon Belmont un sucesor de Christopher Belmont, toma las riendas de la ciudad (y también su látigo legendario) y se propone acabar con todos los secuaces del mal, lo que incluye zombis, murciélagos gigantes, y muchas bestias y engendros más.

Como no podía ser de otra manera, sale vencedor de la batalla final, pero el maestro del mal le maldice, llevándole a una situación muy peligrosa.

Drácula despierta después de décadas de letargo para encontrar que un acólito de Satanás regresa de inmediato del inframundo. Él a regañadientes se alía con su antiguo enemigo Zobek para detener el Apocalipsis.

El protagonista cambia, ahora Trevor Belmont (hijo del protagonista del videojuego anterior) viajará entre varias realidades para acabar con todo el mal que posee el mundo en el que vive.

Lo bueno de este juego es que el mal nunca acaba, pues Drácula revive cada 100 años, y lo peor es que los protagonistas no sobreviven, cada juego es diferente, puesto que aunque son todos del mismo linaje, no tienen el mismo carácter y comportamiento.

Ni que decir tiene que los gráficos han cambiado notablemente desde aquel primer juego, y ahora se disfruta mucho más.